El artista plástico argentino N. Gómez proyecta una serie de pinturas grandes en tela, ilustrando realidades urbanas.

Large_15762290578_ee7bc56b84_o-1421793846

Presentación detallada del proyecto

 

 

1661294_1510793845873100_5434747982873831703_n-1421882253

 

Mi nombre es Nicolás Gómez, soy Argentino y estoy trabajando en Europa hace 8 meses.

El último tiempo viví en la ciudad de Amsterdam, desarrollando una serie de imágenes referidas al mundo urbano de la ciudad.

Me formé plásticamente en el Instituto Universitario Nacional del Arte (Buenos Aires), en paralelo realicé clínica de obra con Luis Debairosmoura y me desempeñé como ilustrador digital, pintor publicitario y dibujante durante los últimos nueve años.

A lo largo de mi formación universitaria y de algunos viajes de estudio, fui desarrollando una imagen a medida de mis intereses que deseo en este momento afianzar, esto requiere del financiamiento necesario para disponer de los recursos que me permitan expresar con precisión y profesionalismo una serie de ideas y conceptos visuales.

Actualmente resido en la ciudad de Berlín. Vivo aquí hace dos meses y estoy diseñando un espacio de trabajo para avanzar con mi propuesta.

 

10268678_10152097286973597_1980714660609127353_n-1421881734

 

Concepto de la propuesta:

 

Desarrollar una serie de pinturas y dibujos de grandes dimensiones, sobre tela y papel. Partiendo desde la construcción a medida de los bastidores, de acuerdo a las necesidades expresivas que la serie de pinturas exige. Medidas adaptadas a las imágenes y no imágenes adaptadas al formato.

El desarrollo conceptual de la propuesta hace foco en el modo en que el hombre habita en el espacio urbano. Un programa de vida impuesto, la creciente capacidad para asimilar nuevos hábitos, la multiconectividad que lo expande y limita, una sigilosa jaula virtual sostenida por el sistema burocrático del Estado y la inconsciente obsesión por la exposición de la vida privada son aspectos esenciales que determinan la figura del hombre urbano actual.

El ser individual, contenido por pequeñas y frágiles estructuras, y sumergido en la efervescencia de una realidad paralela abdica ante las redes sociales, las cuales determinan el progreso de sus días y le sugieren con sensual amabilidad que colabore voluntariosamente con el estricto registro de su identidad. Esto produce una homogeneización general del modo de vida, lo cual parece no tener otra utilidad más que la de permitir al mercado clasificar a las sociedades de acuerdo a su capacidad de consumo.

 

67373_1509875545964930_7497298205387879298_n-1421882341

 

Pensamientos encontrados acerca del universo urbano y el accionar del hombre en su interior aparecieron en mi obra hace algunos años, estos fueron desplazando otras preocupaciones e inquietudes, y hoy se constituyen como parte fundamental de mi imagen.

 

“ Yo no tengo una personalidad; yo soy un cocktail, un conglomerado, una manifestación de personalidades.

(..)

Aunque me veo forzado a convivir en la promiscuidad más absoluta con todas ellas, no me convenzo de que me pertenezcan… “

 

Oliverio Grirondo

 ("Yo no tengo personalidad”, Espantapajaros, 1932)

 

10177424_10152413878188597_8700315268903690347_n-1421882409

 

Comencé a trabajar con estos conceptos a lo largo de mi estadía en Amsterdam, desarrollando así tres series de dibujos que intentan cobijar en su interior la frágil esencia del hombre. Sirviéndome de las múltiples imágenes que el mundo urbano me ofrecía fui incorporando a mi estudio plástico elementos que articulan la vida de los hombres en un entorno tan ficticio como real, la ciudad.

 

10647210_10152348825213597_1605361393967053169_n-1421882580

¿Para qué servirá la colecta?

Objetivo:

 

Hasta el momento trabajé únicamente sobre el soporte papel. Deseoso de complejizar mis obras, entonces, he decido cambiar al soporte tela y aumentar la dimensión de las mismas. Apoyado en estos dos cambios podré acrecentar la potencia conceptual y expresiva.

Para este fin requiero de una serie de elementos técnicos que me permitirán desarrollar mis pinturas en el sentido anteriormente expuesto:

 

1-        Equipamiento de estudio (escritorio, caballete, estructura para guardar obra): 500 euros

2-        Construcción de bastidores (maderas, tela, imprimación, tornillos): 500

3-        Papel: 100 euros

4-        Materiales de trabajo (lápices, pinceles, carbonillas, espátulas): 100 euros

5-        Pintura: 300 euros

 

 

TOTAL:  1500 euros

Thumb_1-1421749098
Nicolás Gómez

Born in Morón, Buenos Aires, in 1987. Encouraged by visual arts, he began to attend drawing and painting classes at a young age. In 2005, he entered the Instituto Universitario Nacional de Arte, where he took classes till 2010. At the same time, he was educated as a cartoonist and took airbrushing and fileteado porteño classes (a style of painting... Ver más